Roger Federer finalmente cayó ante Alexander Zverev en cuartos de final del Masters 1000 de Shanghái no sin antes pasar por un instante de bronca con el umpire español Nacho Forcadell Gil. En un partido electrizante y de muchos condimentos, el suizo fue penalizado con un point penalty por lanzar la pelota afuera de la cancha, visiblemente sin violencia alguna. En un tercer set donde en casi todos lo pasajes dominó Zverev, un irascible Federer no ocultó su enojo a la hora de discutir con el juez de silla, quien se lo vio intentando justificar su decisión.

Foto principal: Diario Marca