La campeona olímpica dice adiós a los 28 de años al tenis profesional.


La puertorriqueña de 28 años anunció su retiro del tenis tras batallar por años contra una lesión en su hombro. Campeona olímpica en Río 2016, Puig casi no ha jugado en las últimas temporadas debido a sus problemas físicos. Se sometió a varias cirugías y regresó a las canchas este año en Madrid. Pero sufrió un nuevo revés y antes de pasar otra vez por el quirófano, decide colgar la raqueta. «Mi cuerpo dice no más», manifestó Puig en su anuncio.

«Es un día especial para mí porque anuncio mi retiro del tenis», contó Puig en un video publicado en su cuenta de Instagram. «Es muy difícil porque durante estos dos años he intentado regresar a mi mejor nivel. Hacer todo lo posible, cirugías. Todo lo que es rehabilitación, hablando con mi equipo día a día. Mi cuerpo me dice no más. Tengo que tomar esta fuerte decisión de alejarme de las canchas. Me espera un gran futuro, pero no como tenista profesional».

Puig relató cómo se dio la decisión final tras una conversación con su madre. «Cuando me iba a operar por segunda vez del hombro, mi mamá me preguntó si quería seguir jugando y dije que sí. Tenía mentalidad positiva de que iba a volver a competir, pero vi que el hombro ya no era el mismo de cuando gané los Juegos Olímpicos. Di todo de mí en la cancha, pero simplemente no puedo más». La puertorriqueña sufrió una nueva lesión tras su vuelta a las canchas y debía operarse del hombro, pero desistió. «La única opción era una tercera cirugía para repararlo, pero después de cuatro cirugías en mi brazo derecho, es mucho».

«No fue una decisión propia, siento que el tenis se ha alejado de mí. Mi cuerpo no puede competir al mismo nivel con jugadoras tan fuertes. La vida me ha robado algo muy importante para mí», sentenció la boricua. Si bien no ha podido regresar a lo que más amaba, Puig encontró en el periodismo una nueva forma de conectarse con el tenis. Desde el año pasado, trabaja como comentarista para la cadena ESPN. «Se me va lo que más amo en este mundo, pero una nueva pasión se me abrió».

Más allá de su retiro prematuro, Puig deja el tenis con la satisfacción de haber alcanzado la gloria eterna en Río 2016, cuando le ganó a Angelique Kerber para lograr la medalla dorada. La primera en la historia de Puerto Rico. «Lo di todo. Logré algo muy especial para mi país, que era mi meta más grande. Fue el mejor momento de mi carrera, mi gran sueño. Me espera algo muy lindo, me voy a casar. Tengo mi familia y muchas oportunidades que vienen».

Fuente Bola Amarilla.

 

Deja un comentario