Luego de anunciar su retiro del tenis profesional este año, el británico se sometió a una nueva cirugía. ¿Logrará despedirse en Wimbledon?


Andy Murray pasó por el quirófano por segunda vez en su carrera para someterse nuevamente a una operación de cadera. Con el fin de terminar con los fuertes dolores que lo agobian, el escocés, por recomendación del doblista estadounidense Bob Bryan, se colocó una prótesis metálica como lo hizo él en agosto del año pasado.

Tras el sorpresivo anuncio de su retiro en el último Abierto de Australia, Murray confía en llegar a Wimbledon para poder despedirse ante su gente.

Foto principal: Marca