La japonesa se impuso ante Victoria Azarenka y conquistó su tercer título de Grand Slam.


Luego de un comienzo dubitativo donde la actitud de su rival coincidió con varios errores de su parte, Naomi Osaka resurgió, se plantó en cancha, y finalmente pudo dar vuelta las acciones en un Arthur Ashe vacio para coronarse por segunda vez en el US Open luego de aquella escandalosa final ante Serena Williams en 2018.

Tras un primer set en donde Victoria Azarenka fue mucho más en tenis y actitud, el segundo parcial vio a una japonesa más prendida y a una Vica más errática. Osaka estuvo más fina con su primer servicio, tuvo más tiros ganadores y aprovechó las desatenciones de su rival para quedarse con el parcial. Ya en el tercero, con una Azarenka sin la chispa del primer parcial, Osaka mejoró significativamente su juego, fue más dominante y cerró el encuentro a pesar de la lucha que propuso la europea, quien volvía a una definición en Mayors tras más de siete años.

Fue 1-6, 6-3 y 6-3 para Naomi, que de esta manera consigue su tercer título de Grand Slam tras el ya mencionado Abierto de Los Estados Unidos 2018 y el Australian Open 2019.

Foto: US Open

Deja un comentario