Nicolás Jarry ha sido suspendido provisoriamente por la ITF tras dar positivo a un control antidopaje de orina durante las finales de la Copa Davis en noviembre pasado en Madrid. Al chileno, quien recientemente incorporó al coach argentino Dante Bottini (ex entrenador de Kei Nishikori), se le encontraron muestras de ligandrol, un desarrollador de masa muscular, y estanozolol, un esteroide anabólico que restaura tejidos corporales.

El comunicado de la ITF

Rápidamente tras el anuncio, Jarry emitió un comunicado aclarando lo sucedido y dejando en claro que nunca tomó dichas sustancias prohibidas:

Foto: Copa Davis