Stan tuvo que salvar 4 match points ante Fucsovics para avanzar a octavos de final en Toronto. Su próximo rival será Rafa Nadal.


A los tumbos, pero andando. Así es el transitar de Stan Wawrinka en este irregular 2018 en el que aun no encontró su mejor versión tras la lesión en su rodilla.

A los tumbos, también, fue su victoria ante el húngaro Marton Fucsovics para avanzar a los octavos de final del Masters 1000 de Toronto.

El suizo salvó 4 pelotas de partido en contra en el tie break del tercer set para después quedarse con un agónico triunfo, que le da derecho a ser el rival de Rafael Nadal, en un choque que promete y mucho en la previa.

Lejos aun de las primera posiciones en el ranking tras un marcado descenso tras Roland Garros, Wawrinka quiere dejar atrás definitivamente las lesiones y terminar de cristalizar este “eterno regreso” a los primeros planos.

Foto principal: Set y Partido Twitter

Deja un comentario