El viernes arrancó con una enorme sorpresa: Novak Djokovic anunció que se separó de todo su equipo de trabajo.

Con la intención de dar un nuevo impulso a su juego, el serbio puso fin a su relación con Marian Vajda (entrenador), Gebhard Phil Gritsch (preparador físico) y Miljan Amanovic (fisio), tres personas que están con él desde hace muchos años, luego del Masters 1000 de Montecarlo.

“No fue una decisión fácil, pero todos sentimos que necesitábamos un cambio. Estoy muy agradecido y orgulloso por nuestra relación y el vínculo irrompible que hemos construido a través de años de amor, respeto y entendimiento mutuo”, declaró Djokovic en su comunicado.

Un cambio de dirección en la carrera de Djokovic

“Siento que es un nuevo capítulo en mi vida. Mi carrera siempre fue por camino ascendente y esta vez siento como este camino me está llevando en una dirección diferente. Quiero encontrar una manera de volver a la cima más fuerte y más resistente.”

– Novak Djokovic

Por ahora, el número dos del mundo viajará solo, junto con su familia. Su esposa, Jelena, está esperando el segundo hijo de la pareja que debería nacer en agosto.

(Foto: Getty Images)