Rafael Nadal ya defendió un tercio de los puntos obtenidos en la temporada pasada en el polvo de ladrillo, aún con una lesión de por medio. ¿Será más inteligente que Roger en este duelo por el uno de 2018?


Dos títulos que son un clásico. Nadal ganando Monte-Carlo y Conde de Godó casi que no son noticia. Lo que sí vale en este ajedrez con raqueta en mano es visualizar quién está moviendo mejor las piezas. Si bien Roger Federer se ha quedado con el Abierto de Australia pasado, todo hace pensar que en la tierra batida, Rafael se moverá como Nemo en el agua.

CARGANDO…

Acumula en este ranking actual 8.770 unidades. Nadal ya pudo solventar 1.500 de los 4.680 que supo cosechar en el año anterior (32% de los porotos). Está claro que la ventaja es mínima (cien puntos) respecto a su inmediato perseguidor suizo, pero todo hace pensar que Roger jugará muchos torneos menos que el de Manacor, cuidando mucho más su físico y la diagramación de su calendario.

LOS DESAFÍOS

En el M1000 de Madrid defenderá el título (1.000 puntos). En cuanto al Masters 1.000 de Roma sólo debe cosechar 180 puntos. Por último, la enorme cita conocidad como Roland Garros le demandará volver a ser campeón. Estos son los próximos compromisos que se presentan como desafíos de Nadal, con el fin de retener el número 1, al menos hasta el arranque del tramo disputado en pasto.

Para entender mejor la ecuación: Rafa precisa de tener al menos actuación superadora en Roma si no llega a la final de Madrid y de ganar sí o sí “Rolandga” para no poner en jaque su monarquía.

Fotografía principal: Diario Marca (España)