El número uno del mundo, Andy Murray

1
Andy Murray

“El número uno del mundo, Andy Murray.”

La frase que escucharemos desde el lunes, y cuando él entre a la cancha para disputar cada uno de sus partidos en Londres.

Sucedió de manera poco ortodoxa, este sábado, cuando Milos Raonic anunció su baja del torneo de París-Bercy por lesión. El canadiense selló así el destino del escocés, al menos por ahora.

Pero pase lo que pase en Londres, por el resto de su vida, Andy Murray podrá decir que lo ha logrado.

Y yo no lo puedo creer.

Andy MurrayLos que me conocen desde hace mucho saben que soy una gran admiradora de Andy desde sus inicios como profesional, en el 2005. En su primer Wimbledon, me enamoré de su juego. Y su costumbre de siempre maldecirse a sí mismo en la cancha me hacía reír.

En él veía el talento y todo el potencial para aspirar a lo más grande.

Una visión que, hoy, se hizo realidad. Quizás no fue de la manera ideal, pero con la inmensa temporada que él está teniendo, es una justa recompensa.

Estoy completamente emocionada.

Luego de la cirugía de espalda que tuvo a fines del 2013, nunca pensé que lo podría lograr. Lo deseaba, sí, pero no pensaba que sucedería, especialmente considerando el reinado de Novak Djokovic.

Sin embargo, hoy, estoy hablando de Andy Murray como número uno del mundo.

Y yo no lo puedo creer.

Quizás, para algunos, no tenga el carisma de Roger Federer. ¿Pero quién lo tiene? Roger es único. Para mí, Murray es la personificación del trabajo sin pausa, de la ética de trabajo, de la superación de sí mismo y de los obstáculos que siempre se ponen en el camino.  Cuando él empieza a maldecir en la cancha, tal vez no sea la actitud ideal, pero él es así. Toma las cosas con muchísima pasión y quiere ganar. Siempre pone su rabia contra sí mismo (o su equipo). Muy pocas veces lo hemos visto insultar a un rival, y nunca a los ball boys, aunque a veces sí a los jueces de silla. A su manera, él es un caballero dentro y fuera de la cancha.

Y lo que le pasa hoy, se lo merece inmensamente y completamente. Alcanzó la final de tres de los cuatro Grand Slam, ganó uno de ellos (Wimbledon), ganó el oro olímpico (aunque ese no da puntos), ganó dos Masters 1000 e hizo dos finales más (y mañana juega la final del último del año), y se consagró campeón en tres ATP500. Una temporada digna del número uno del mundo.

Ahora comienza el trabajo más duro para el escocés: quedarse en la cima.

Hoy es tiempo de disfrutar de estas seis palabras: Andy Murray, número uno del mundo.

¡¡Felicitaciones, Andy!!

Una mención para Judy Murray

Judy Murray

Judy Murray vio a sus dos hijos llegar al máximo escalón del ranking este año.

Hace unos meses, Jamie fue número uno en dobles y, ahora, Andy es el número uno en singles.

¡Felicitaciones!

(Fotos: Getty Images)

1 Comentario

  1. qué excelente comentario, muy emocionante!!!! Nadie tiene el carisma de Roger, ni la garra de Rafa, ni la fuerza mental de Nole…Murray es talento, sensibilidad y trabajo sin pausa!!!! También me siento “emocionado porque al fin el cuarto galactico se coronó N1”!!!! Felicitaciones Andy!!!!

Comments are closed.