El kazajo Alexander Bublik habló a corazón abierto y no se guardó nada.


Alexander Bublik es nacido en Rusia pero representa la bandera de Kazajistán en cada torneo en el que participa. Durante una entrevista en el ATP de Marsella, sin pelos en la lengua, contó el calvario que sufre al ser jugador profesional.

“Odio el tenis con todo mi corazón, odio cada día que tengo que jugar. No veo nada positivo en ser tenista. Solo juego por dinero. Si no hubiera plata de por medio, dejaría de jugar inmediatamente”.

Bublik, de 22 años y 55° ATP cuenta el por qué de su tatuaje relacionado con el tenis (esqueleto agarrando con su mano una pelota de tenis): “Probablemente me recuerde qué tengo que rellenarme esta suciedad deportiva todos los días”.

Durante muchos años se han recopilado declaraciones de jugadores como Gaudio, Agassi, Kyrgios, Tomic, etc, que hablan del sufrimiento al cual los ha llevado el deporte al cual tanto amamos. Lo de Bublik es otra muestra más de lo desgastante que puede ser el ambiente o la incapacidad de adaptarte a el.

Foto: ATP