La tunecina vivió una jornada histórica y de mucha tensión en el court central de La Catedral.


Ons Jabeur está escribiendo páginas doradas para el tenis femenino africano. Siendo la primera jugadora árabe en ganar un torneo WTA (hace unas semanas en Birmingham), en tercera ronda de Wimbledon dio la campanada al eliminar a la campeona del 2017, Garbiñe Muguruza por 5-7, 6-3 y 6-2 y sellar así, su pase a la segunda semana del torneo.

Una de las imágenes del partido ante la española fue antes del match point, cuando Jabeur se dirigió hacia un rincón de la cancha para vomitar, de manera discreta. Preocupados por tal situación, se le consultó en conferencia de prensa porque tuvo dicho imprevisto: “Tengo una inflamación en el estómago, producto del estrés y la fatiga. Hoy no pude contenerlo y lo tuve que largar. Ya llevo tiempo lidiando con esto”.

Por los octavos de final, la tunecina, N°24 del ranking, medirá fuerzas en un partidazo ante la polaca Iga Swiatek, quien viene arrasando en All England.

Foto principal: TV 24