El uruguayo se iba de la cancha tras enojarse con un fallo del árbitro pero Basilashvili lo frenó.


Realmente insólito lo que ocurrió durante el partido entre Pablo Cuevas y el georgiano Nikoloz Basilashvili por la última jornada de la fase de grupos de la ATP Cup.

Al uruguayo lo sancionaron con un warning por una supuesta falta de esfuerzo y compromiso con el juego y reaccionó con furia contra el umpire. Fue ahí cuando Cuevas tomó su bolso y, tras hablar con el árbitro general, se disponía a abandonar la cancha con el abucheo del público presente en Perth.

Sin embargo, su rival Basilashvili lo convenció para que se quede y siga jugando.

Foto: Prime Video