En el WTA de Brisbane no calcularon bien el horario y terminaron celebrando el Año Nuevo en la cancha.


La australiana Samantha Stosur y la checa Marie Bouzkova vivieron una insólita situación durante su partido por la primera ronda del torneo de Brisbane.

El encuentro, que terminó quedándose en manos de la europea, comenzó a las 22 hs del 31 de diciembre de 2018 en Australia y se extendió hasta casi las 12.30 de la medianoche del 1 de enero de 2019, un curioso hecho nunca antes visto. ¡Un partido que duró dos años!

Mientras las tenistas estaban concentradas en el juego, la gente en las tribunas festejaba la llegada de un nuevo año.

Foto principal: Brisbane Tennis