Un trabajador del hotel Grand Hyatt de Melbourne, el cual alojó a muchos jugadores y allegados durante la cuarentena australiana, dio positivo de coronavirus y Tennis Australia, junto a las autoridades gubernamentales, han decidido que todos los que estuvieron en esas instalaciones deberán confinarse hasta obtener un resultado negativo. La jornada de jueves ha quedado suspendida.

Aproximadamente 1000 personas (entre tenistas, árbitros, staff y otros) deberán permanecer aisladas por ser contacto casual. Más allá de que en las próximas horas habrá aún mas novedades Daniel Andrews, cabeza importante del Estado de Victoria, tranquilizó a protagonistas y fanáticos: “Si dan negativo, podrán seguir jugando. Por el momento el Abierto de Australia comenzará el lunes, como está programado”. La organización de los torneos de verano de Melbourne anunciará el orden de juego para el día viernes 5 de febrero entrada la tarde de jueves en el país oceánico.

A su vez, podría haber una reducción de público en la sede del evento y será obligatorio el uso de tapaboca, algo que no sucedía hasta el día de hoy. Por ahora, se mantiene programado el sorteo del cuadro principal del primer Grand Slam del año para el 4 de febrero a las 18 (hora local).

Al momento no hay riesgo de cancelación pero, ¿qué pasará si hay una ola de contagios?

 

Deja un comentario