Tras su pase a semifinales en Melbourne, el francés reinvindicó a su entrenadora Amelie Mauresmo.


En esa constante puja entre los géneros y la igualdad en el tenis, Lucas Pouille fue tajante cuando al finalizar su victoria y pase a semifinales del Abierto de Australia, se refirió a su coach, la también ex tenista gala Amelie Mauresmo.


“No importa si eres hombre o mujer, lo que importa es que sepas de tenis, y ella (Mauresmo) sabe todo sobre tenis. Los tiempos han cambiado, y si un hombre puede entrenar a una mujer, también puede suceder lo contrario”, aseguró un sonriente Pouille que tras vencer a Milos Raonic en cuartos de final, chocará con Novak Djokovic por un lugar en la final de Australia.

Mauresmo, ex entrenadora de Andy Murray y dos veces campeona de Grand Slam, dejó la capitanía del equipo francés masculino de Copa Davis para reinventar a Pouille, que por primera vez se haya entre los cuatro mejores de un torneo de esta envergadura.

Foto principal: ATP