Del Potro revolucionó el ambiente en el US Open y analizó a la nueva camada de jóvenes del tenis.


La presencia de Juan Martín del Potro en el predio Billie Jean King acaparó todas las miradas del mundo tenis. El tandilense disputó una práctica/exhibición con John McEnroe y disfrutó de una jornada en la cual no faltó la nostalgia recordando sus hazañas en Nueva York. Consultado en varias oportunidades sobre el estado de su rehabilitación y de cuándo volvería a jugar, Delpo también tuvo la oportunidad de observar con detenimiento lo que el circuito le deparará a su regreso, con seguridad, la próxima temporada. Una camada de jóvenes jugadores cuyos pergaminos se enaltecieron en el presente US Open y que ya se posicionan como la siguiente Next Gen a tener en cuenta.

Del Potro y McEnroe durante su entrenamiento en Flushing Meadows (Foto: Twitter Lucile Alard)

Con Roger Federer y Rafael Nadal cada vez más ausentes en el tour y un tanto más selectivos con los torneos que disputen para resguardar el físico, Del Potro volvería con la premisa de ganarle al tiempo y tratar de recuperar años perdidos, esta vez disfrutando del tenis más que compitiendo, según sus propias palabras. Ahora, la realidad muestra que una nueva camada de jugadores ya comienza a instalarse con fuerza. El nuevo tridente conformado por Daniil Medvedev, Alexander Zverev y Stefanos Tsitsipas empieza a marcar su camino en pos de liderar los futuros años del circuito. Y es justamente,  es esa nueva generación a la cual Del Potro enfrentó poco y nada.

Los menores de 26 años que se encuentran en el TOP 20 en este momento solo han enfrentado 10 veces al tandilense, cuyo saldo es positivo con 9 triunfos y solo una derrota.

HISTORIAL VS TOP 20 SUB 26 (ACTUAL)

0-0 vs. Medvedev
1-0 vs. Tsitsipas
2-0 vs. Zverev
0-0 vs. Berrettini
1-0 vs. Rublev
2-1 vs. Shapovalov
2-0 vs. Ruud
0-0 vs. Hurkacz
0-0 vs. Aliassime
0-0 vs. Sinner
1-0 vs. de Minaur
0-0 vs. Garín

Claro está que la falta de rodaje ante este grupo de jugadores por parte de Delpo, se transforma en una incógnita que él mismo deberá responder una vez que vuelva a competir y los enfrente. Las virtudes de Del Potro para hacerles frente radican en dos puntos clave: la jerarquía y el físico. Todo lo que representa jugar contra Juan Martín en lo simbólico y el cómo responderá el cuerpo nuevamente  ante el desgaste de la competencia, serán dos asteriscos a tener en cuenta. Si comienza a agarrar ritmo y consistencia, todo dependerá después si su tenis lo acompaña. La derecha y el saque estarán atados a cómo se plante en la cancha y su comodidad a las condiciones que le impongan. El slice será otra vez un arma para cortar la velocidad y el frenesí de la juventud. La movilidad y la economía de movimientos a los casi 34 años también resultará importante para que Delpo vuelva a ser competitivo.

Todas suposiciones por ahora, todo aún por verse. Con la clara intención de regresar al circuito en 2022 y quizás jugando algún torneo en Argentina, Del Potro deja aires de esperanza y promete una vuelta más al tenis de alto nivel.

Foto principal: US Open

Deja un comentario