Marcelo Ríos va por más. Quiere convertirse en el jugador más veterano en ganar un Challenger con 43 años.


El polémico ex jugador afirmó a La Tercera de Chile:

“Mi idea es volver a jugar un challenger en Estados Unidos, el 7 de enero”, anuncia Ríos de repente. “Jugar un torneo en Ohio. Un challenger y poder ganarlo y llegar a hacer historia de nuevo y tratar de ser el jugador más viejo en ganar un torneo profesional. No es para volver, pero me bajó esto, porque me sentía bien, tenía el apoyo de mi señora, que me había dicho que jugara con los veteranos, pero le dije: “qué lata, no es lo mío”. Le encontré sentido, estoy cerca, me sentía bien. Entrené estos 10, 20 días, y con eso me siento bastante bien como para jugar ya”.

Y añade: “Es una locura que se me ocurrió. Obviamente la he pensado bien y con moderación. Por eso un challenger de 50. Tampoco me voy a meter a jugar un ATP, porque sé que no estoy para eso. Es solo para sentirme todavía vivo. A los 43 años (los cumple el 26 de diciembre), yo sé que no es lo mismo. Con pendejos de 20 se nota la diferencia. Lógicamente los tipos son fuertes y físicamente más capacitados, pero me siento capaz de hacer algo”.