Rafael Nadal continúa acarreando molestias en la espalda que lo tiene a mal traer desde hace tiempo y, en el día de hoy, el nacido en Mallorca ha decidido suspender su entrenamiento de cara al partido de la tercera ronda del abierto de Australia.

El número dos del mundo ya había dado a conocer sus inconvenientes físicos en la conferencia de prensa de ayer, cuando fue muy claro admitiendo que, al no estar en óptimas condiciones, será muy difícil volver a obtener el primer Grand Slam del año. “Llevo 18, 19 días con este dolor y sé que si no encuentro manera de quitarlo, voy a tener muy difícil de conseguir mi objetivo aquí”, comentó Rafa.

Habrá que ver si estas 24hs de descanso le juegan a su favor y si logra calmar las molestias en la espalda. Lo que sí está claro, y él lo sabe, es que para competir en este nivel tan exigente, debe estar lo mejor posible.

Crédito: Tennis Australia

Deja un comentario