Con menos nervios y mayor caudal de juego, Rafael Nadal parece resurgir una vez más de la oscuridad y, mucho más despacio de lo que todos creían, el matador va recuperando confianza, cada vez pierde menos y gana más.

Haber caído el último domingo en la definición de Beijing frente a Novak Djokovic para él fue algo muy bueno; y haber derrotado en sets corridos a Milos Raonic (6-3, 7-6(3)) y a Stan Wawrinka (6-2, 6-1) esta semana para alcanzar las semifinales del Masters 1000 de Shanghai, parece ser aún mejor.

“No había podido alcanzar semifinales en canchas duras en todo el año y en estas últimas dos semanas, lo logré. Eso es una super mejoría para mi, en términos de tenis, de confianza… en definitiva.., estoy jugando mejor y eso me pone muy contento porque es por lo que vengo trabajando tan duro.”

– Rafael Nadal

En las semifinales del anteúltimo Masters 1000 de la temporada, Rafa chocará con Jo-Wilfried Tsonga, que arribó a dicha instancia venciendo a Kevin Anderson y Albert Ramos-Viñolas (verdugo de Roger Federer) en tres sets muy disputados.

La otra semifinal será un superclásico: Novak Djokovic contra Andy Murray. El serbio, casi invencible a esta altura, arribó a las semis derrotando a Martin Klizan, Feliciano López y Bernard Tomic, mientras que el huracán escocés hizo lo propio con Steve Johnson, John Isner y Tomas Berdych.

Hoy por hoy, el ranking está planteado de la siguiente manera: el número uno del mundo es Novak Djokovic, el dos, Andy Murray, el tres, Roger Federer y el cuatro, Stan Wawrinka. Los cuatro ya tienen una plaza asegurada en las finales de Londres.

Para los cuatro casilleros restantes, la batalla aún continúa y Rafa no quiere perder pisada. Berdych, Kei Nishikori y David Ferrer son los rivales directos por las plazas pero Richard Gasquet, Anderson, Isner, Cilic y Raonic aún no se resignaron.

Ver Carrera a Londres