Tendrá sus más aferrados admiradores y también esos que no lo pueden ver, o que les cuesta entenderlo.

Pero cuando quebró en llanto y se tiró al piso luego de cerrar el match point, todos los bandos eran uno, nadie pensaba que no lo merecía.

Rafael Nadal es el mejor jugador del 2013, él es el verdadero  número uno del mundo hoy, los rankings tardarán en reflejarlo.

Y pensar que hace poco más de un año, luego de caer ante Rosol en Wimbledon. Él, su equipo, el mundo del tenis, temió lo peor, estaba la posibilidad de nunca poder volver a jugar al tenis, o la de nunca volver a ser el mismo al regreso.

Pero desde su vuelta, sorprendió a todos incluso a él mismo….. y a su equipo también.

us-159

Rafael Nadal jugó 13 torneos desde su regreso en Viña del Mar en Febrero de este año, jugó 13 torneos y llegó a la final en 12 de ellos, ganando 10.

Fue campeón en Roland Garros, ahora en el US Open y no perdió un solo partido en Hard.

Pero todos saben, el camino de Rafael Nadal no ha sido un camino de rosas… explica su tío Toni, varias veces estuvo muy pero muy cerca de no jugar más al tenis. Sin embargo, la filosofía de su equipo es esa, hacerse fuerte frente a la adversidad.

Es encontrar en la adversidad, en lo difícil, en lo imposible, una ventana, un motivo de lucha, una excusa para dejarlo todo.

Desde niño, Toni preparó a Rafa para luchar aún sabiendo que no era tan bueno. Y seguro que es bueno, Nadal es uno de los mejores jugadores de la historia del tenis.

Pero su tío lo preparó para pensar lo correcto al momento de jugar, de pelear y de lidiar con la presión.

Es muy fácil acusar a Nadal de que se droga o de que solo defiende…. no alcanza con ese análisis…. es muy limitado.

Así como nos maravillamos con la clase y la derecha de Roger, o la potencia de Del Potro, tenemos que aprender a maravillarnos con la cabeza y la mentalidad competitiva de Rafael Nadal, para mi, la mente más privilegiada en la historia del deporte.

Pienso y no se me ocurre otro deportista, tal vez Michael Jordan, que haya tenido semejante mentalidad y actitud avasalladora a la hora de competir.

us-226

Tenemos que aprender a entender eso, el tenis aparte de bonito es un juego de estrategia y de mentalidad. De buscar la debilidad del contrario y trabajar sobre eso. Eso es lo que hace Nadal, tal vez no sea tan vistoso, o sí, depende de los ojos de quien analiza.

Hacerse fuerte frente a la adversidad, sacar fuerza de dónde no tenemos para afrontar los problemas que se nos presentan, sobre todo los inesperados, tener respeto por los demás, no subestimar a nadie y por último no creerse lo suficientemente bueno ni especial.

Estos son los principios de Rafael Nadal, si encuentran que les sirven para el tenis o para la vida en general, adelante, no debe ser coincidencia.

Rafael Nadal, el que lucha y lucha, el que se hace fuerte frente a la adversidad. El que llora por haber dejado todo y por haber confiado en que podía volver a ser el mismo o aún mejor. El que lucha, lucha, lucha….

El que no se rinde jamás.

Fotos: Getty Images