A los 34 años y cuando, hace bastante ya, muchos opinaron que debía retirarse. Armando nuevas jugadas y estrategias, reinventándose una y otra vez, año tras año, pero sin perder su esencia, Roger Federer sigue encandilando al mundo del tenis, que vale decir que ya es casi su mundo.

En la pasada jornada de Australia, tras derrotar por 6-4, 3-6, 6-1 y 6-4 a Grigor Dimitrov, consiguió su victoria número 300 en torneos de Grand Slam, convirtiéndose en el terrestre con más victorias en esa clase de torneos de toda la historia.  A sólo seis partidos de la inmensa MARTINA NAVRATILOVA.

Su primera victoria en la primera ronda de un Grand Slam fue en el año 2000 frente a Michael Chang.

Su victoria número 100 fue frente a Tim Henman en la segunda ronda de Wimbledon 2006.

Su victoria número 200 fue frente al colombiano Alejandro Falla en la primera ronda de Wimbledon 2010.

Y su victoria número 300 fue, ayer, en la tercera ronda de Australia 2016 frente a Grigor Dimitrov.

Desde el año 2000 (en 1999 había caído en la primera ronda de Roland Garros y Wimbledon) ha disputado todos los Grand Slams, TODOS, totalizando 65 torneos grandes de manera ininterrumpida. No faltó a ninguno, así como lo leen. Se consagró campeón en 17 oportunidades y cayó en 10 ocasiones más en la definición.

“La mayoría de los analistas deportivos, autoridades deportivas y críticos del tenis, la prensa especializada, así como también los jugadores y exjugadores, consideran a Federer como el mejor tenista de todos los tiempos.” – Wilkipedia

Para muchos de los miembros de esta comunidad, Roger Federer fue, es y será el uno, siempre.

El es el hijo del tenis y, ahora, el hombre Grand Slam.

2 Comentarios

Comments are closed.