Roger Federer es un fénix, el mítico ave que muere para renacer de sus cenizas.

Cada vez que lo enterramos, que decimos que su carrera está terminada, el suizo encuentra una nueva manera para mostrar que está bien vivo. Cada obstáculo que tuvo en su carrera, lo superó de manera espectacular.

Ya sea en el 2008, cuando perdió esta final de Wimbledon de antología (y el número uno) ante Rafael Nadal. Ya sea en el 2010, cuando no llegó a ninguna final de Grand Slam tras ganar el Australian Open. O en el 2011, cuando perdió la final de Roland Garros frente al mismo Nadal. O en 2013, cuando perdió antes de los cuartos de final en un Major por primera vez en nueve años y cayó del top 5 por primera vez en una década, siempre supo recuperarse.

Renacer de sus cenizas.

Quizás vuelva sin la grandeza de sus años de gloria, pero eso no se puede esperar de nadie. Lo que sí importa es que sepa volver y maravillar a los aficionados una y otra vez.

Federer suma otro capítulo de renacimiento en Melbourne

¿Quién no lo borró luego de ese muy duro 2016, cuando se perdió dos meses por una cirugía en la rodilla? ¿Y Cuando tuvo que cortar su racha de Grand Slams consecutivos en 65? ¿Cuando decidió poner fin a su temporada y tomarse seis meses para recuperarse al 100%?

Esta vez, logró engañarnos a todos… ¡incluso a sí mismo!

Nadie esperaba esta actuación suya en el Australian Open.

Ni los expertos.

Ni los aficionados.

Ni sus rivales.

Ni el mismo Roger.

Seis meses después de su último partido, el suizo está en una nueva final de Grand Slam, la primera desde el U.S. Open 2015. En Melbourne, Federer derrotó a tres top 10 (Berdych, Nishikori y Wawrinka) y esta noche enfrentará a un cuarto, su gran rival Rafael Nadal.

Considerando el historial entre ellos, pero también el ranking de ambos, el español es favorito para consagrarse campeón. Pero ¿quién sabe?

Ahora no puedo ni quiero subestimarlo.

Sin embargo, cualquier sea el resultado, podemos decir sin equivocarnos que el fénix suizo renació de sus cenizas.

Una vez más.

(Foto: Getty Images)