El tío Toni deja de ser el principal entrenador de Rafa para concentrarse en la “Rafa Nadal Academy by Movistar”. Se despidió con una emotiva columna en el diario El País.


Rafa y Toni Nadal son -por excelencia- una de las duplas jugador-entrenador más consolidadas del circuito. 74 títulos, cuatro Copas Davis y dos oros olímpicos. Será extraño no tenerlo presente en la tribuna.

A su cargo quedan Carlos Moyá y Francis Roig como entrenadores principales. La transición comenzó a principio de año con final de Australia, para terminar con título en el US Open y consolidado en el N°1.

Inicios de una dupla de leyendas Rafa-Toni (Foto: Vida y Tenis).

La carta, llena de emociones y recuerdos desde que Rafa era un niño, denota el gran cariño y esfuerzo que lo llevaron a lo más alto:

“Puedo rememorar vívidamente la primera aparición de Rafael en Wimbledon, el primer Grand Slam en el que participó, y recordar perfectamente lo novedoso que era todo para nosotros; puedo revivir, como si fuera hoy casi, grandes momentos y grandes decepciones propias del deporte; tantas preocupaciones, angustias, incertidumbres y miedos; como también tantas recompensas, muestras de cariño y oportunidades de vivir cosas excepcionales. Su primer Roland Garros a sus escasos 19 años, su primer Wimbledon contra Federer en el partido considerado por algunos como el mejor partido de tenis de la historia, su primer torneo en Montecarlo, Australia o Nueva York. Poder vivir desde dentro ese mundo que tantas veces había admirado desde el sofá de mi casa, desde que con 14 años descubrí un mundo que me fascinaba y que se convirtió en mi obsesión.”

Rafa, le agradeció por todo en su discurso de campeón en Flushing Meadows:

“Quiero dar las gracias a mi tío por todo lo que ha hecho por mí. Gracias a él he jugado al tenis. Ha sido fuerte y me ha hecho tener motivación desde que era un niño. Muchas gracias porque, por supuesto, es una de las personas más importantes de mi vida. No puedo agradecérselo lo suficiente”

(Foto: Toni Nadal vía Richard Heathcote).

Deja un comentario