La marca italiana reversiona sus clásicos


En 1990 Sergio Tacchini era junto a Adidas la marca más importante de indumentaria de tenis. Ya había tenido a dos números uno del mundo (John Mc.Enroe y Mats Willander), a Pat Cash y un futuro prometedor con Gabriela Sabatini y Pete Sampras.

Linea Arezzo, utilizada por Peter Sampras en la final del Us Open 1990.

La receta era simple, gran calidad y estampas que muchas veces parecían ser sacadas de cuadros. Así construyó la línea Arezzo, que llevaría a un joven Pete Sampras a la gloria en el Us.Open de 1990 y que inmortalizaría a la marca. En ese Us Open también Sergio Tacchini se quedó con el título femenino, de la mano de nuestra Gabriela, pero hasta el momento la línea de Sabatini no fue Re versionada.

Después del fenómeno de Sampras que terminó con Sergio Tacchini en 1994, la marca italiana tuvo algunos vaivenes financiaros y salió casi del mercado, a pesar de que seguían teniendo buenos jugadores dentro de sus filas como eran los casos de Martina Hingis, Juan Carlos Ferrero y David Nalbandian. Novak Djokovic volvería a ponerla en la cima años más tarde, pero ya sin poder competir con Nike y Adidas.

A 22 años del mejor momento de Sergio Tacchini, la marca volvió a sus vieja tretas. Apelando a la nostalgia de los mayores de 40 que vieron a ese Sampras ganar con su chomba Arezzo, hoy diseñada en perfecto dri-fit.

Los años han pasado para todos, pero tener un pedazo de historia es una oportunidad para los nostálgicos y Sergio Tacchini ha sabido resumirlo todo en esta nueva colección.

 

 

Deja un comentario