El siempre polémico Srdjan Djokovic, padre del número uno del mundo, salió nuevamente a declarar y esta vez dejó en claro que su hijo Novak, reciente campeón del Abierto de Australia, “ya es el mejor de todos los tiempos” y que el tenis gira en torno a él, más allá de no recibir el cariño debido.

Ya es el mejor de todos los tiempos. Por el número de semanas que pasó en el número 1, por el número de títulos de Masters 1000, solo le falta el oro olímpico y los dos Grand Slams que ganará este año. Es el mejor y todo en el tenis mundial depende de él. Puede perder, pero no porque su oponente lo supere, sino porque permitió que su oponente lo ganara, sentenció Srdan.

En la misma línea, sobre los récords, continuó: “En lo que a mí respecta, he sido optimista y siempre lo soy en la vida, pero él hizo realidad todos mis sueños en lo que respecta a su carrera en el tenis hace cuatro o cinco años. Todo lo que hace sigue siendo increíble. Y no solo para Serbia, sino también para todo el pueblo, para la antigua Yugoslavia”, indicó sin dejar de lado que, además, los considera en la pelea por ser el mejor deportista de la historia, a la altura de Tiger Woods y Michael Jordan, por ejemplo.

Por último, como remarca siempre, se quejó porque el mundo del tenis, desde su perspectiva y seguro de sí, Novak no recibe el mismo cariño que Roger Federer y Rafael Nadal: “Llegaron a estar resentidos con Novak por pelear por los que están desde el puesto 50 en adelante, que apenas sobreviven para llegar a fin de mes. Luchó por ellos sin la ayuda de Nadal y Federer. Eso es Novak. A lo largo de su carrera, demostró con su actitud que es ante todo un buen hombre, un buen chico. Quién si no Novak, cuando pierde, abraza al oponente y dice ‘¡bravo!’ Otros rara vez lo hacen. ¿Y cuántas veces recibió el premio anual de juego limpio de la ATP? ¡Ni una vez! ¿Y cuántos recibió Federer? Bueno, al menos 15, lo cual es terrible”.

 

 

Deja un comentario