Tras caer en un partidazo de más de 5 horas en cinco sets frente a Stan Wawrinka, el joven griego sorprendió a todos subiendo a redes sociales la célebre frase que Stan lleva tatuada en su brazo.

“Siempre intentaste, siempre fallaste, no importa, intenta otra vez, falla otra vez, falla mejor”.

Inspirado en Stan Wawrinka.

Gracias a Ambos por las enseñanzas.

 

Deja un comentario