Seguramente haya sido el match point más insólito nunca antes visto.


En un duelo correspondiente a la clásica Exhibición Kooyong Classic previa al Abierto de Australia, Bernard Tomic dejó en ridículo a su compatriota Nick Kyrgios con un insólito saque que justamente, se trataba del match point con el que terminaría llevándose el partido.

Deja un comentario