Cada vez que miro a Roger Federer veo a Superman, me pasa ahora, me pasó siempre. Fuera de la cancha es Clark Kent, el típico timidón, educado por demás, correcto, bien peinado. El que habla lo justo y no quiere incomodar a nadie.

Dentro del court, un iluminado, tan único como talentoso, sus piernas vuelan, su volea es soberbia y la derecha… lo más parecido al golpe perfecto.

De la saga de las películas del superhéroe, la que más me impactó de chico, fue Superman 2. El planeta había sido invadido por tres individuos que venían del espacio y que tenían aptitudes casi tan brutales como las del hombre de acero. Para colmo, Clark, perdidamente enamorado de Luisa Lane, había renunciado a todos sus super-poderes para volverse humano y tener una vida normal y así poder casarse con la persona que amaba.

Recuerdo una escena, a Clark entrando a un bar, y recibiendo una golpiza por parte de un ser humano común y corriente, alguien que antes no le hubiera hecho ni cosquillas.

Estoy convencido de que algo parecido sienten los fans de Roger cuando lo notan vulnerable, errático e impaciente.

No soy fan de Federer pero muchos de sus fans me respetan y suelen leer lo que escribo y es a causa de ellos que decidí escribir estas líneas.

El mensaje positivo

Roger no es el de 2006 y está claro… Clark ya no es Superman, aunque tenga vestigios, aunque por momentos nos vuelva a encandilar a todos, aunque su magia siga intacta… ya no es lo invencible que era.

Pero Roger tampoco es el de 2013, viene de hacer final de Wimbledon y final de Toronto. En ambos partidos no pudo lucir su mejor versión y sus rivales de turno tampoco lo dejaron.  Hoy es el número tres del mundo nuevamente, no el ocho.

¿Cuál es mi consejo?

Recuerden con alegría a Superman, pero no lo busquen más. Este Federer imperfecto, este Roger contra las cuerdas, enseña mucho más. Porque busca variantes, se desespera, improvisa… hace “cualquier cosa” llevando al tenis a su estado más puro.

Lucha, no se rinde, todavía sueña y disfruta de la competencia.

Amigos y amigas, Papa Noel no existe y Roger Federer cumple años como todos nosotros.

Aunque por momentos nos hayamos convencido de que no era de nuestro planeta.

Lo hecho hecho está, enamórense de este nuevo Roger, del que se equivoca, del que sufre, del que lucha… aunque no sea menos real que Federer.

Por el bien del tenis, de la historia y de la leyenda, apoyen a este Roger Federer tanto como al anterior.

Lo importante es que siga jugando amigos, sobre todo él, que un día se levanta con ganas, agita el sombrero y su varita y cualquier cancha, cualquier estadio, o cualquier torneo, puede prenderse fuego en cuestión de segundos.

El mundo estaba siendo azotado por estos tres alienígenas y no había señales del hombre de acero, ese que alguna vez se había encargado de proteger a la humanidad. De repente, con la famosa cortina de John Williams entrando de a poco, y una imagen de unos diarios que se volaban en un kiosco, con bronca, furia, y dispuesto a todo, como un rayo, pasaba Superman rumbo a  Metrópolis.

Esto es la vida real, lo tengo claro, no es una película, pero yo sigo, como me pasó la primera vez, viendo a Superman o a Clark Kent, que en definitiva es lo mismo.

Federer en Cincinnati Foto original: Getty Images
Roger Federer en Cincinnati
Foto original: Getty Images

 

 

8 Comentarios

  1. Que bueno sería que Roger llegara a leerlo. Buena comparación con la historia de la película de Superman. Tendrías que irrumpir en publicidad también. Tenés buena imaginación y narrativa. Sos un muy buen periodista gráfico.

  2. -Me parece mas que valida la opinion; pero cualquiera que lo siga a Roger desde hace tiempo sabe que mucho antes de ser y pensar como N°1 fue un rebelde sin causa. La fuerza mental y la sed de ganar que tuvo y sigue teniendo a pesar de lo que viene con “La edad” lo llevan al lugar en el que tiene que estar. Hoy con 33 años nada menos que numero 3 del mundo. A mi parecer no es una maquina. Las maquinas no evolucionan por si mismas. Las maquinas tambien sufren desgaste, algunas tienen fecha de caducidad desde el dia en que nacen. No me atreveria a compararlo con una maquina; tampoco con un superheroe! Para mi es solo uno de los mejores ejemplos de lo que la voluntad de una persona puede llegar a lograr. Recordando la peli The Matrix …”Only Human”

  3. Pero federer no solo no es federer, sino que..y he aqui la cuestion mas interesante, segun parece…se siente federer

  4. Soy Feliz viendo en la pantalla de Espn en los Torneos de Grand Slam o Masters1000, Fox Sports en algun ATP 500 o Tyc Sports cuando se juega la Copa Davis el nombre de Roger Federer!!!! Soy Fan de Roger desde que comenzo su carrera especialmente desde aquel 2001 cuando destrono a Sampras en Wimbledon supe a pesar de ser niño y tener 9 años que la historia del tenis iba a cambiar por completo. Como digo siempre en las redes sociales y entre mis amigos solo disfruto de Roger por que el ya me hizo feliz no tengo mas nada que pedirle simplemente agradecerle a Dios de haber podido ver jugar a Federer al tenis nada mas que eso. Gran nota como siempre aqui en BA tennis y a seguir disfrutando del maestro. Saludos Diego =)

  5. Excelente nota Diego, y para no redundar en lo mismo solo puedo decir es una maravilla poder disfrutar ambas versiones del peRFecct suizo, el Grande el Icono de la Era Abierta del Tenis. . .

Comments are closed.