La final femenina del Australian Open tendrá varios condimentos que la harán atrapante.


Dos historias bien distintas y con matices difíciles de coexistir. Pero que chocarán en la final del Abierto de Australia. Dos realidades parecidas y con las mismas aspiraciones, volver a levantar un título de Grand Slam y ser la N°1 del mundo.

Es la antesala del duelo que sostendrán la japonesa Naomi Osaka y la checa Petra Kvitova, la primera en busca de consolidarse como el recambio generacional entre las mujeres y la segunda, rejuveneciendo una vez más tras coquetear con el retiro hace un par de temporadas.

El incidente Kvitova

En 2017, un ladrón entró a robar a la casa de la checa y esta se resistió. El delincuente la atacó con un cuchillo y le cortó gravemente los dedos de la mano izquierda, justamente su mano hábil. Tras coquetear con el retiro del tenis profesional, Kvitova se transformó en un ejemplo de superación y ahora tendrá la posibilidad de levantar su tercer trofeo de Grand Slam (los anteriores habían sido Wimbledon 2011 y 2014) y ser N° 1 del ranking WTA.

Una imagen que recorrió el mundo en su momento. Kvitova con la mano enyesada tras hablar en conferencia de prensa. (Foto: Marca)

La bochornosa final del US Open 2018

Naomi Osaka buscará coronarse por segunda vez consecutiva en un Grand Slam. El año pasado en el US Open, la japonesa de 21 años venció a Serena Williams y gritó campeona en Nueva York. Sin embargo, aquel partido decisivo no es recordado por la consagración de la asiática. En un lamentable episodio, Serena distorsionó el ambiente en el Arthur Ashe Stadium cuando se puso a discutir e insultar al juez de silla Carlos Ramos, en un hecho que condicionó el encuentro y volcó al público a abuchear a la estadounidense. Con una Osaka desconsolada y llorando en la entrega de premios, no pudo disfrutar su máximo logro hasta ahora en su carrera.

Las lágrimas de Osaka no son de felicidad. Un reflejo del mal momento que vivió luego de su consagración en el US Open 2018. (Foto: The Indian Express)

Deja un comentario