Los juegos olímpicos para la juventud de Buenos Aires 2018 marcaron y marcarán a fuego la vida de Facundo Díaz Acosta por siempre. 


Antes, luchando en las primeras instancias de los torneos de Grand Slam juniors y con algunos buenos resultados en los torneos más importantes del circuito de menores.

Pero no hay punto de comparación con esa semana del intenso octubre de Buenos Aires.
Dos medallas para Argentina, plata en singles y oro en dobles.

Apariciones en la TV, cola de periodistas para entrevistarlo, fotos, videos, autógrafos y varias chicas que se animaban a definirlo “es un bombón”.

Habla lo justo, sereno, considerado, humilde, buen pibe.

Entrena en la academia de Mariano Monachesi y Mariano Hood, a unos metritos nomás, del estadio del Buenos Aires Lawn Tennis Club, que estuvo repleto, como pocas veces, los días de las dos finales por medalla.

Tres momentos inolvidables

Facundo Diaz Acosta y la música

Foto: Hans Ruhle para BATennis.

Deja un comentario