Borna Coric se asoma a Poniente. El croata tachó las esperanzas de escalar al trono de Alexander Zverev. El campeón de Montreal se quedó sin chances ante la soberbia embestida del frente tricolor. Con el saque como escudo y martillo en la derecha, el parecido a Gendry Baratheon fue brutal.

3-6, 7-5, 7-6 (7-1), 7-6 (7-4) la estampida del venado para tumbar las fortalezas del que pudo ser el príncipe prometido.