Yelena Vesnina y Ekaterina Makarova aniquilaron en la final de Wimbledon a Monica Niculescu y Hao-Ching Chan con un contundente 6-0 y 6-0. De esta manera, las rusas se metieron en la historia de los torneos grandes, no solo por el título conseguido sino que son la primera pareja de tenis femenino que ganó una final de Grand Slam dejando en cero a su rival.

Anteriormente, el estadounidense Richard Sears lo había hecho ante su compatriota Howard Taylor en la final del Us Open en 1884 por un triple 6-0, y años más tarde, la británica Dorothea Douglass vapuleó 6-0 y 6-0 a su compatriota Dora Boothby en la final de Wimbledon  de 1911.

Con el triunfo de, ambas campeonas sumaron a sus vitrinas su tercer Grand Slam, luego de haber conseguido Roland Garros en 2013 y el Abierto de los Estados Unidos en 2014.

Foto: Wimbledon

Deja un comentario