La vuelta de un clásico.


Nada que tenga trece versiones diferentes puede ser muy innovador. De hecho, creo que tampoco lo queremos. La Pro Staff 6.1 fue la raqueta más vendida entre los años 1991-1993 y marcó un punto de inflexión en la creación de futuros modelos.

En su primer versión, pesaba 375gr encordada y tenía una superficie de 613 sq. cm. Pero con el paso del tiempo, Wilson tuvo que adaptarse a las tendencias y disminuir el peso de su clásico más preciado.

Así llegamos a esta versión de 305gr o 323gr encordada, con un aro 100in 645.16. Un cover de la vieja gloria de los noventa. Ideal para jugadores que aún tienen la ficción de que le pegan tan duro como en aquellos años.

La distribución del cuerpo de la raqueta sigue siendo perfecta y su balance original también. Con una cosmética negra mate  y detalles retro en rojo y amarillo en la parte superior del aro, la convierten en un golpe al corazón para los nostálgicos.

No es la misma raqueta de los noventa, pero es una reversión de esa primer novia que queríamos tanto. Creo que el diseño negro es elegante, pero me hubiera gustado esmaltada y no opaca.

Es mucho más jugable que la original, pero sigue siendo una raqueta para jugadores con cierto nivel de golpes. Para esos de 40 a 50 años que todavía tratan de hacer las cosas en una cancha que hacían antes, la Wilson Pro Staff 6.1 V13 puede ser el pasaporte a esas viejas sensaciones.