En un claro gesto de discriminación Wimbledon niega a los jugadores rusos y bielorrusos a participar este año en el torneo.


Los organizadores de Wimbledon anunciaron que los jugadores rusos y bielorrusos no podrán competir en el Grand Slam de este año debido a la invasión a Ucrania por parte de Rusia. A principios de este mes, el All England Lawn Tennis Club (AELTC), organizador del torneo del Grand Slam, señaló que estaba en conversaciones con el Gobierno británico sobre la participación de jugadores de Rusia Bielorrusia en el torneo.

 “En las circunstancias de una agresión militar injustificada y sin precedentes, sería inaceptable que el régimen ruso saque el menor beneficio de la participación de tenistas rusos y bielorrusos, explicó el AELTC en un comunicado.

La prohibición de los jugadores rusos impedirá competir en el emblemático Grand Slam a cuatro tenistas, entre ellos el número dos del mundo y actual campeón del Abierto de Estados Unidos, Daniil Medvedev. Rusia cuenta con cinco mujeres entre las 40 primeras de la clasificación de la WTA, además de todos los jugadores clasificados para la fase previa.

Alexander Zverev, alemán, pero de origen ruso declaró: Todo eso es contra Rusia y puedo entenderlo, Creo que todos estamos en contra de la guerra, lo que pasa en Ucrania es inhumano y no debería ocurrir.

Andrey Rublev dijo: “Estoy bajo presión, no hay una respuesta correcta. Todo lo que diga estará mal. Lo que digo viene del corazón. En primer lugar, soy apolítico, no leo las noticias del mundo, solo trabajo duro para jugar al tenis. Ayer tuvimos una conversación con Wimbledon y varios jugadores para intentar buscar una solución. Para ser honesto, las razones que dieron no tienen sentido ni lógica. Lo que está pasando ahora es totalmente discriminatorio contra nosotros, esto no es democracia y un mundo libre. Deberían darnos la oportunidad de elegir”. “Podrían haber dado los premios del torneo a la ayuda humanitaria, a las familias que están sufriendo, a los niños que están sufriendo, eso es algo que tendría un poco de impacto. En este caso, el tenis sería el único deporte en regalar tal cantidad, y sería gracias a Wimbledon, quien se llevaría toda la gloria. Soy ruso, nací en Rusia, viví allí toda mi vida, solo quiero demostrar que somos buenas personas. No pueden ponernos en la misma canasta”.

Lo cierto es que hasta el día de hoy, la ATP y LA WTA solo han presionado en sacarle al torneo sus puntos si se mantiene la prohibición. Pero este podría ser un antes y después en la historia de Wimbledon.