Los principales representantes del circuito masculino recomiendan que el tercer Grand Slam del año no otorgue puntos.


Si esta decisión es ratificada por la ATP, Wimbledon se convertiría en una mera exhibición que reparte más de 35 millones de dólares en premios. Las fuentes de Telegraph aseguran que el presidente de la ATP, Andrea Gaudenzi, no tendría tanto margen para negociar y aceptaría la posición de los tenistas.

Por otro lado, los otros torneos jugados en suelo británico, como Queens, tienen una posición más complicada puesto que son eventos ATP y deben seguir las normas de una institución que no está a favor de la prohibición a rusos y bielorrusos. Entonces, de jugarse, estos eventos recibirían la penalidad de los puntos y una multa económica.

En el torneo de Roma te tomará una decisión del caso, pero la posición de Wimbledon podría marcar el principio del fin del torneo británico.

Fuente Setennis

Deja un comentario