El día que Argentina debió retirarse de la cancha escoltada por la policía chilena.


Argentina y Chile se enfrentaban del 7 al 9 de Abril del 2000 por las semifinales del Grupo 1 de la zona americana de Copa Davis en el Parque O´Higgins, en Santiago.

LA PREVIA
El estadio estaba lleno, 12.000 espectadores, y cómo no estaba terminado, se habían colocado sillas de plástico. Sumado a esto, una marca había repartido cervezas de forma gratuita al público.

Como previa, la selección Argentina de fútbol había vencido a la selección Chilena por 4-1 en las eliminatorias para el mundial y, para muchos, esta podía ser la “Revancha”.

LA SERIE
En el primer punto, Marcelo Ríos, ubicado en la posición número 8 del mundo, derroto por 6-4 6-3 4-6 y 6-1 a Hernán Gummy para colocar a Chile 1-0.

Mariano Zabaleta, de 20 años, estaba 7-5 2-6 7-6(1) 3-1 frente a un joven Nicolás Massu (19 años) cuando se desató el escándalo. Previamente se le habían descontado cuatro puntos a Massu por culpa del barullo y los insultos del público local, el ambiente estaba más que caldeado.
El tenista argentino agredió a un ballboy luego de que este ocultara un proyectil que había caído en la cancha, lo qué desató el caos total.

El público local de descontroló y empezó a lanzar todo lo que tenia a mano contra Mariano , el capitán, y el resto del team. El equipo argentino debió retirarse de la cancha escoltado por carabineros, quienes protegían a los jugadores y cuerpo técnico con sus escudos.​ El padre de Zabaleta sufrió una herida en la cabeza por un elemento lanzado desde la tribuna y posteriormente recibió 18 puntos.

El estadio se convirtió en un infierno y estaba completamente fuera de control.

La Resolución
El equipo argentino rechazó una oferta para continuar la serie a puertas cerradas y abandonó el País. La ITF dió ganada la serie a Chile por 5-0 pero le prohibió jugar como local por dos años.