Anett Kontaveit tuvo que remar contracorriente ante Maria Sakkari para levantar el cuarto título de un torneo indoor de su carrera. La de Estonia parece haberse hecho toda una especialista de este tipo de torneos. Se trata del sexto trofeo que añade a su colección. Kontaveit cerró 2021 con un gran nivel, con la derrota de las WTA Finals ante Muguruza como broche final, que ha querido mantener durante esta nueva temporada.

Anett consolida con este último triunfo en San Petersburgo su especialidad de torneos que se juegan bajo techo. Con la de hoy, son ya 20 los partidos ganados por la de Estonia. El año pasado consiguió imponerse en los torneos de Ostrava, Moscú y Cluj-Napoca y, aunque parecía que la buena racha podría llegar a su fin, Kontaveit cerraba la remontada ante Sakkari.

Con el duelo de San Petersburgo, Kontaveit ponía el desempate en el cara a cara son Maria Sakkari, después de enfrentarse hasta en 13 ocasiones. Con esta cantidad de encuentros, ambas jugadoras se conocen de sobra. Kontaveit le dedicaba después del partido unas bonitas palabras a su rival: “Maria es una gran persona y me alegra mucho poder compartir estas finales contigo, poder jugar en estos grandes escenarios. Estoy segura de que tendrá muchos éxitos en el futuro”.

La organización de los diferentes torneos juega un papel fundamental en el plano mental de los distintos jugadores. Kontaveit confesaba su admiración por el de San Petersburgo: “Este es uno de los mejores torneos en los que he jugado”.

Anett Kontaveit escala hasta la sexta posición en el ranking WTA, situándose por delante de Garbiñe Muguruza. Kontaveit jugará la próxima semana el torneo de Dubai, en el que chocará en primera ronda con la jugadora egipcia Mayar Sherif, actual 66 del mundo, en el que será el primer partido entre ambas.

Fuente Punto de Break