Diego Schwartzman, 9 del ranking y mayor exponente del tenis nacional a día de hoy, fue anunciado por la organización y estará presente en el Argentina Open 2021, aunque el torneo no le ofrecerá, al menos por ahora, entradas individuales al público y sólo ingresarán patrocinadores.

En cuanto a su octava participación en el evento porteño, en el cual fue finalista en 2019, el top ten declaró: “Estoy muy contento de volver a jugar el torneo. Sé que mucha gente que conozco hace mucho tiempo hizo tremendos esfuerzos para que este año se pueda realizar, así que muy feliz de poder confirmar otro Argentina Open para mí”. En la misma línea Martín Jaite, director del certamen mas antiguo de Sudamérica, añadió: “Diego es un jugador emblema, no sólo para el torneo, sino para el tenis argentino. Tenerlo es para nosotros un orgullo y una alegría. Hay que entender que hoy el Peque es top 10, forma parte de una elite de jugadores a la que muy pocos acceden y que ya lo pone en la historia del tenis argentino, así que es para disfrutarlo. Le da una jerarquía indudable al cuadro del torneo”.

El evento contará con un protocolo sanitario de acuerdo a las disposiciones locales y del ATP Tour, que consisten en testeos PCR regulares tanto a los jugadores como a su entorno (dos acompañantes como máximo, todos alojados en el hotel Sheraton) y al personal crítico afectado al torneo.

BATennis estuvo en la pequeña presentación del torneo a disputarse del 27 de febrero al 7 de marzo (21° edición) y rescató una charla con Jaite, más que completa y con aún más detalles: