Victoria Azarenka, ex número uno del mundo y bicampeona del Abierto de Australia (2012-2013), cree que los jugadores deben comprender la situación de pandemia y opina que es muy difícil prevenir inconvenientes en este presente, por lo que le implora que se cumplan los protocolos sanitarios impuestos por el gobierno australiano.

En las últimas horas la bielorrusa, finalista del último US Open, publicó una carta abierta en sus redes sociales en la que dice entender el enojo/frustración de los tenistas por tener que pasan 14 días en cuarentena previo a un Grand Slam y que es muy complicado trabajar en una habitación. Sin embargo, también expresó su comprensión con el torneo, ya que “nadie sabe cómo proseguir” en un contexto como este. En el final del comunicado, brindó un mensaje reflexivo: “Me gustaría pedirle a los medios de comunicación que tengan conciencia sobre lo complicada que está la situación. Me gustaría que la gente supiera que nuestra principal prioridad es la de garantizar la salud y la seguridad de cada persona. Me gustaría que entre todo nos apoyemos y consigamos trabajar juntos con un único objetivo”.