En medio del partido Victoria Azarenka se quiebra por el conflicto bélico entre Rusia y Ucrania. 


La veterana tenista bielorrusa Victoria Azarenka, vigente subcampeona de Indian Wells, fue eliminada en la tercera ronda de este torneo ante la kazaja Elena Rybakina, en un partido en que tuvo que parar de jugar por las lágrimas.

Con una hora de juego, Azarenka tenía una desventaja de 6-3 y 2-2 cuando interrumpió su servicio. La bielorrusa, de 32 años, hizo un nuevo intento de sacar pero se terminó llevando la mano al rostro y se agachó de cuclillas llorando, apoyada en la raqueta.

La jueza de silla se acercó a preguntarle si necesitaba ayuda. “Lo siento, lo siento mucho”, respondió varias veces la doble ganadora del Abierto de Australia (2012 y 2013), que jugaba con varias protecciones en el brazo derecho.

Rybakina, sorprendida por la situación, le preguntó a la juez de silla qué estaba ocurriendo: “Sólo estaba comprobando que estaba bien”, le respondió. “Bien, pero ¿es normal? le repreguntó la tenista. “No, no es normal, es la primera vez que ocurre esto”, sentenció la umpire.

Tras unos minutos de pausa, Azarenka retomó el partido y ganó ese juego con su saque entre aplausos del público de la pista central, que trataba de animarla. Sin embargo, Rybakina se llevó el triunfo en el segundo set y el boleto a los octavos de final al imponerse por 6-3 y 6-4.

“Fue un momento difícil. Solo espero que todo esté bien con Vika porque no sé lo que ha pasado. Solo intentaba centrarme en cada punto, no mirarla a ella”, explicó después Rybakina, para quien la jueza debió tomar alguna medida ante el parón de juego.

“Yo solo puedo ver que seguimos jugando y ella siguió luchando. Nadie entendió lo que pasaba. Si hubiera llamado al fisio o al médico, sería una cosa. Pero paramos un par de minutos y luego seguimos jugando”, dijo Rybakina, de 22 años. “Diría que las reglas probablemente no son para todo el mundo”.

“Estoy devastada por las acciones que se están dando en los últimos días contra y en Ucrania. Es desgarrador ver cómo se está afectando la vida de tantas personas inocentes debido a la violencia”, dijo en las redes sociales la que supo ser la número uno del mundo del tenis femenino durante poco más de cincuenta semanas. Y agregó: “Desde mi infancia, siempre he visto a los ucranianos y a los bielorrusos, al igual que a ambas naciones, apoyándose mutuamente. Es duro ser testigo de la violenta separación que se está dando hoy”.

Fuente Infobae