Como ya es de público conocimiento, la ATP y WTA están trabajando en conjunto para poder lanzar el calendario de la mejor manera; en esta oportunidad, confirmaron a Dubái.


Debido a una situación histórica sin precedentes, tal como lo es la pandemia, el mundo tenis debe acomodarse a cada localidad donde se dispute un torneo. A día de hoy, el problema es Australia.

Dubái apareció en el radar de los directivos de la ATP como una solución mágica: dentro del recinto donde usualmente se realiza el ATP 500 y WTA Premier, se disputará un WTA 500 y la qualy del Abierto australiano.

Recordemos que, a partir de la siguiente temporada, la máxima entidad del tenis femenino decidió modificar los nombres de sus categorías, uniéndose a los ya conocidos de la ATP (1000, 500 y 250, sumando al 125k, propio de las mujeres).

Hablando de la qualy del primer Grand Slam del año, los jugadores participarán de esta competencia que se hará del 9 al 13 de enero y luego, quienes la superen, viajarán en vuelo chárter hacia Australia para realizar los 14 días de cuarentena obligatoria impuestos por el país.

De esta manera, durante la semana del 5 de enero hasta 13 de ese mes están programados alrededor de 100 partidos mezclados entre el torneo femenino y la clasificación a Australia.