El galo siempre nos tiene acostumbrados a brindar un gran show repleto de sonrisas por doquier, pero en esta oportunidad el clima es totalmente distinto.


Gael Monfil, número 11 del mundo, se encuentra muy lejos de su mejor versión y, tras su derrota en primera ronda frente a Emil Ruusuvuori, acumula siete derrotas de manera consecutiva, siendo esta su peor racha en 14 años.

Post partido, en el medio de su conferencia de prensa, Monfils no soportó la angustia y comenzó a llorar dejando una frase muy fuerte: “Me gustaría salir de esta pesadilla, pero no puedo”. El francés denota que este momento es debido a estar falto de confianza y que con entrenamiento todo acabará pronto.

“La gente dirá que volví a perder pero para mí solo es la primera derrota del año. Intentaré seguir trabajando, esperando el momento donde me sonrían las cosas, ahora mismo estoy a cero de confianza. Cada vez que me siento ante los medios me siento juzgado, así que ahora mismo ya estoy en el suelo. Dispárenme” relató el tenista de 34 años de edad.