En la clasificación para el ATP 500 de Viena, el doblista brasileño ocupó un lugar que había quedado vacante de último momento.


Por demás curiosa fue la participación del consagrado doblista brasileño Bruno Soares en el ATP 500 de Viena, quién regresó a las pistas en la modalidad de singles, tras más de 5 años.

Debido a que el alemán Jan-Lennard Struff decidió bajarse de la qualy, un lugar libre quedó para que algún jugador pueda ocupar esa plaza. Luego de intensas búsquedas por parte de la organización, Soares optó por volver al singles.

Si pensamos que 5 años es una eternidad, que decir de sus 9 años desde su última victoria en individuales. Aquel partido fue durante una serie de Copa Davis frente a otro doblista, el uruguayo Ariel Behar.

A todo esto hay que sumarle que en toda su carrera Bruno Soares nunca accedió a un cuadro principal de un torneo ATP. Lamentablemente está no será la oportunidad ya que cayó derrotado en sets corridos ante el húngaro Attila Ballazs.