Un nuevo susto para el serbio que esta vez corrió con distinta suerte.


Los fantasmas del US Open sobrevolaron la Philippe Chatrier para Novak Djokovic. El serbio volvió a golpear sin intensión a un juez de línea en su partido por octavos de final de Roland Garros ante Karen Khachanov luego de estirarse para tratar de devolverle un saque abierto al ruso. La pelota dio en el marco y el rebote salió dirigido hacia la autoridad. Rápidamente, Nole se acercó para asegurarse si se encontraba bien y, afortunadamente para él, no pasó a mayores.