El serbio, a pesar de haber cosechado dos victorias en el torneo, admitió estar molesto por el cambio de velocidad en las canchas de Australia.


Luego de un costoso triunfo ante Frances Tiafoe en 4 sets, Novak Djokovic declaró en contra de los organizadores del Grand Slam australiano por haber modificado las canchas y hacerlas más rápidas que en los años anteriores.

En declaraciones para Eurosport el serbio dijo: No sé qué han hecho este año con las pistas, pero es una locura. Son las más rápidas que he visto en todos mis años jugando aquí. Por ello, tuve que trabajar en mi saque y aumentar la velocidad”.

A su vez, el presidente de la PTPA confesó no ser el único que piensa igual: “No es sólo mi opinión, hablé con muchos jugadores y opinan lo mismo que yo. Esto beneficia a los que tienen gran saque y en las siguientes rondas me enfrentaré a sacadores como Fritz (Taylor) o Raonic (Milos)”.

Por su parte, otro de los tenistas que se manifestó en contra de este cambio fue el actual número tres del mundo, Dominic Thiem: “Es uno de los torneos más rápidos que he jugado en los últimos años. Si me dan a elegir, prefiero las condiciones anteriores“.