El serbio, número uno del mundo, no supo contener su enojo con el árbitro Nacho Forcadell tras que el español anuncie el parate del encuentro por la lluvia.


En una jornada en la cual estaba pronosticado lluvia en Roma, Novak Djokovic disputaba su encuentro de segunda ronda frente al estadounidense Taylor Fritz, con quien tuvo un inolvidable partido en el Abierto de Australia de este año.

Cuando el partido iba 6-3 y 5-5 a favor del serbio, el umpire decidió frenar el partido debido a la gran cantidad de agua que caía en el estadio principal de la capital italiana. Al momento del anunció, Nole reaccionó inmediatamente en contra de la decisión con total furia.

 

“¿Cuanto más quieres jugar? Te lo pregunté tres veces y no estas marcando nada”, fue lo que gritó el 5 veces campeón del Masters de Roma. Sumado a este enojo por la lluvia, Fritz le había quebrado el servicio para emparejar el segundo set en 5.