Zverev se queda con toda la gloria en Tokio.


Se terminó el tenis olímpico y Alexander Zverev se llevó el premio mayor en Tokio al vencer a Karen Khachanov por 6-3 y 6-1 y adjudicarse la medalla dorada para Alemania. Tras vencer a Novak Djokovic en semifinales y arrebatarle el sueño del Golden Slam, Sascha fue muy agresivo y en poco más de una hora, se quedó con que es quizás el título más significativo de su carrera a los 24 años.

El podio del singles masculino confoemado por Zverev, Khachanov y Carreño Busta. (Foto: Olympics)

Gracias a su consagración, El Principito se convirtió en el primer jugador alemán en consagrarse en un Juego Olímpico en singles masculino en la historia.

“Esto es lo más grande que he ganado. Es algo que no voy a poder describir. En este momento no creo que haya alguien más feliz que yo. No me voy a quitar la medalla hasta que llegue a casa. Ha sido la mejor semana de mi vida”.

En el palmarés de Zverev ya se cuentan coronas de Masters 1000 y el Oro olímpico, a sabiendas de la gran deuda que ostenta la totalidad de la Next Gen, los Grand Slams.

Foto principal: ATP