Lucio Ratti (2004, Lobos, Buenos Aires) conoce de cerca el encanto del ‘por primera vez’. Meses atrás lo vivía al estrenarse en el cuadro principal de un J3 en Mendoza para conseguir su segundo título ITF Junior. En esta ocasión, volvió a protagonizar una experiencia completamente nueva al zambullirse de manera inaugural en un Future M15 en Carlos Paz. Allí celebró su 1° punto ATP y, además, se convirtió en uno de los finalistas en una conclusión 100% albiceleste.


La despedida del circuito juvenil

“Tenía pensado jugar algunos torneos junior porque el objetivo era terminar Top 100 para después poder entrar a los Futures más fácil con el Junior Exempt. Y justo una semana antes de venir a Carlos Paz decidimos finalizar, no ir a los torneos junior, enfocarnos en lo profesional y jugar esta semana”, expresó Ratti en diálogo con BATennis luego del cruce que terminó con Matías Descotte levantando el título en Carlos Paz.

 

La inolvidable semana en Córdoba

“Arranqué este torneo, mi primer Future M15, gracias a una invitación de la AAT por mis resultados. Justo la semana anterior había ganado un Pro Tour, eso me ayudó a ganar esta invitación. El objetivo era sacar mi primer punto ATP que es algo muy difícil y era un objetivo que tenía bastante pendiente. Fue increíble la semana, algo que no esperaba, llegar hasta la final ganando partidos tremendos, jugando con chicos que son muy buenos, en un club que no conocía y el lugar tampoco. Fue una semana increíble que me la voy a acordar siempre”.

En el camino hacia su primera definición como profesional, el tenista de 18 años acumuló victorias sobre Ignacio Monzón (4-6, 7-6 (5), 6-3), Santiago Bramajo (3-6, 6-1, 6-3), Lautaro Midón (6-4, 6-4) e Igor Giménez (3-6, 6-1, 6-4).

“Esto recién arranca, no significa que siempre va a ser así. Obviamente hay momentos muy buenos, momentos malos y hay que estar siempre a full. El objetivo es seguir compitiendo en este tipo de torneos, ganar experiencia y nivel”, concluyó.

 

La palabra de Andy Chalcoff, su entrenador

“Si hay algo que me asombró pero también me deja muy tranquilo para lo que viene es la calma que tiene Lucio para afrontar la adversidad. Salvo en ese partido que ganó en sets corridos, siempre arrancó set abajo y se repuso en el tercero. Hoy pasó lo mismo, estuvo en ventaja, después no lo pudo sostener pero tiene la capacidad de adaptarse a esas situaciones adversas y poder salir adelante, detalló Chalcoff, formador de Ratti desde sus 14 años.

En esa línea, amplió:  “Él siempre fue un jugador muy tranquilo, es un jugador que se alienta, que festeja pero siempre medido. No es de hacer mucho show en la cancha. Es más su perfil como persona pero por ahí muchas veces combatía con sus propias dudas. Y hoy por hoy lo que le está pasando es que está empezando a convencerse de que sí tiene las herramientas para poder competir y creo que él esta semana se dio cuenta que siendo como es él puede estar de igual a igual, que no tiene que cambiar su personalidad sino que siendo como es, centrado, puede ir agregando tintes, que es un poco lo que viene trabajando en este último tiempo, para poder motivarse.

 

Próximos torneos

“Nosotros cuando vinimos acá, el WC se le fue concedido ni bien termina de jugar el Pro Tour de Monte Grande, se solicitó vía mail para poder jugar en Río Cuarto. Sabíamos que íbamos a tener que esperar porque era otro tipo de torneo, hay más jugadores de mejor ranking adentro entonces iba a ser más difícil. Obviamente la intención era meter el bloque de las dos semanas. Ya cuando me avisaron que habían sido otorgados los WC, nos mentalizamos que terminaba esta semana y volvíamos”, explicó Chalcoff sobre la posibilidad de competir en el siguiente certamen ITF a disputarse en la Provincia de Córdoba.

“Después se van dando todos estos resultados y obviamente había mucho más interés de que él pudiera jugar. Sé que la Asociación y la Federación Cordobesa hicieron un esfuerzo para darle una chance aunque sea en la qualy pero después del partido de ayer hablamos con Lucio, con sus papás y su equipo de trabajo y consideramos que había sido tan vertiginoso todo lo que había pasado esta semana que tener que jugar hoy y salir corriendo a Río Cuarto para jugar la qualy al día siguiente, quitarle un lugar a otro jugador que tal vez ya estaba preparado para eso, no era lo mejor y quizás era más conveniente que Lucio pudiera asimilar todo esto que le pasó esta semana porque es su primer torneo.

La próxima parada entonces será el M25 de Salta, evento que le otorgará una invitación para competir en el cuadro principal. Luego, la idea es concluir el año jugando en los M15 que se llevarán adelante en Córdoba Capital y Luján.

“Eso seguramente va a servir para poder organizar mejor la planificación del calendario del año que viene. No es lo mismo pensar ‘bueno, vamos a empezar a jugar profesional, no sé cómo me va a ir, no tengo ranking’, ahora de repente tiene ranking de sobra para poder jugar y poder elegir a dónde, eso es muy positivo”, cerró.

 

Imagen: Lucía Barros // BATennis