A los 83 años, el gran pionero del tenis español murió en Marbella este sábado 11 de diciembre tras años sufriendo una enfermedad crónica. Así lo despidieron los otros referentes de su país.


En esta jornada se recibió la triste noticia de la pérdida de Manolo Santana, que falleció a los 83 años luego de haber padecido una larga enfermedad degenerativa. Fue una leyenda pura de este deporte: ganó cuatro títulos de Grand Slam en la década de los 60s (Roland Garros 1961/1964, US Open 1965 y Wimbledon 1966) y se lo considera el principal impulsor del tenis en España.

El malagueño pasó sus últimos días de vida en su residencia actual en Marbella, junto a toda su familia. Antes de su partida era el Presidente de Honor del Mutua Madrid Open, el evento tenístico más importante de España.

Rafael Nadal, David Ferrer y Feliciano López (Director del Masters 1000) no ocultaron su profunda tristeza por lo ocurrido