Roger Federer confirmó, a través de sus redes sociales, que retornará al circuito en el ATP 250 de Ginebra, Suiza, a disputarse del 16 al 22 de mayo. Además jugará Roland Garros, que inicia el 30 de ese mes.

 

De esta manera queda asegurado que no estará en el Masters 1000 de Madrid, a pesar de que figura en la lista de entrada. Después de su regreso en Doha, tras un parate de 14 meses, Su Majestad reaparecerá como local. Lo hizo en esa condición, por última vez, en Basilea 2019, donde fue campeón.

Más allá de que jugará torneos en polvo de ladrillo, Federer ha dejado en claro que sus principales objetivos para este 2021 son Wimbledon y los Juegos Olímpicos de Tokio. Se supone que, antes del tercer Major de la temporada, también competirá en el ATP 500 de Halle.